Qué ver en Nápoles en 3 días

A diferencia de las ciudades del norte de Italia, cuando llegas a Nápoles te encuentras con una ciudad desorganizada, caótica, ruidosa, sucia y, en algunos rincones, bastante decadente. Pero incluso describiéndola con esos adjetivos se trata de una ciudad que merece la pena visitar al menos una vez en la vida por otras múltiples razones. Y es que el ambiente que se respira en sus calles es único, auténtico y envolvente.

Como en toda urbe, Nápoles, la ciudad más importante del sur italiano, cuenta con una serie de rincones y monumentos de obligada visita que te recomendamos que vayas descubriendo caminando por sus calles e impregnándote de la esencia de la ciudad. Eso sí, cuidado con las motos que circulan constantemente sorteando a los peatones. Te sorprenderá lo que puedes encontrarte entre las calles y edificios con la ropa tendida característicos de la ciudad.

Si estás planeando un viaje al sur italiano, a continuación compartimos un listado de 10 lugares imprescindibles que visitar en Nápoles:

1- Catedral. A pesar de que su sobria fachada neogótica puede no llamar demasiado la atención, a diferencia de los duomos de otras ciudades como Milán o Florencia, lo cierto es que una vez te adentras en su interior no vas a poder contener la cara de sorpresa que se te quedará al contemplar sus majestuosos techos y su altar mayor.

Dedicada al patrón napolitano, San Genaro, la catedral, cuya entrada es gratuita excepto el baptisterio (2€), está abierta todos los días de 8:00 a 12:30 y de 16:30 a 19:00 horas y en ella podrás encontrarte con importantes reliquias como alrededor de 50 figuras de plata, entre ellas un busto del santo (del que también se conserva un frasquito con su sangre), una cripta en la que descansan sus restos, un impresionante órgano y decenas de frescos góticos que te dejarán estupefacto.

2 – Basílica de Santa Clara. Sin duda se trata de uno de los lugares que no debes perderte si viajas a Nápoles. Además de la bella basílica, es digno de visitar el espectacular claustro repleto de mosaicos revestidos en mayólica. Y te preguntarás, ¿qué es la mayólica? Pues se trata del arte de decorar con esmalte sobre loza. Sin duda, sus coloridos bancos y columnas no te dejarán indiferente.

En este complejo también se sitúan los restos de unas antiguas termas y el interesante museo franciscano que cuenta con algunas de las piezas que se recuperaron durante la restauración realizada tras los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Puede visitarse de lunes a sábado entre las 9.30 y las18.00 y los días domingos de 10 a 14.30 y su precio es de 6€.

3 – Piazza del Plebiscito. Una de las plazas más hermosas y grandes de la ciudad que te permitirán tomarte un respiro del caos de callejuelas del centro antiguo napolitano. A su alrededor se sitúan algunos de los edificios más espectaculares de la urbe italiana como el Palacio Real, la Basílica de San Francisco de Paula o el Teatro San Carlo, declarado como Patrimonio de la Humanidad.


4 – Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Uno de los museos más importantes de su temática a nivel europeo que no debes perderte. En sus cuatro plantas podrás deleitarte con reliquias como algunos restos rescatados de las cenizas que cubrieron las ciudades de Pompeya o Herculano, así como múltiples e impresionantes muestras escultóricas en mármol e interesantes mosaicos, entre ellos el más famoso, que recrea la batalla entre Alejandro Magno y Darío I.


5 – Castillo Nuevo. Uno de los tres principales Castillos de la ciudad que data del siglo XIII formado por cinco torreones unidos por altas murallas y que alberga un gran foso. Dispone en su interior de la Capilla Palatina, que conserva frescos originales en su interior como atractivo principal.

Puede visitarse este castillo de lunes a sábado entre las 09.00 y las 19.00 horas, a excepción de los domingos, cuyo horario finaliza a las 13.00 horas.

Si no queréis perderos este castillo os recomendamos reservar la entrada por Internet, pues puedes llegar a la cola y encontrarte con que, si no llevas reserva, no puedes entrar, y solo te dejan asomarte al patio, como nos pasó a nosotros.


6 – Castillo de Sant’Elmo. Un castillo en forma de estrella de seis puntas desde el que se pueden contemplar algunas de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, así como una hermosa puesta de sol en la temporada en que el sol se pone antes de su cierre, pues este castillo puede visitarse (por un precio de alrededor de 2,5€ por persona) entre las 08:30 y las 19:30 horas, teniendo en cuenta que la última admisión es a las 18.30 horas.

Para llegar, una opción interesante es subir a la colina en funicular y bajarse en la parada de Montesanto, o bien en metro hasta la plaza Vanvitelli.


7 – Galería Umberto I. Muy similar a la galería Vittorio Emanuele II de la ciudad de Milán, esta galería es un indispensable en toda visita a Nápoles por la belleza de sus impresionantes suelos de mármol que albergan bellos mosaicos, algunos de los cuales representan a los signos del zodiaco, y su impresionante cúpula de vidrio e hierro.


8 – Spaccanapoli y las calles de Nápoles. Spaccanapoli es una de las principales arterias de la ciudad, una larga calle totalmente recta en la que es posible contemplar el Nápoles más auténtico, con sus decadentes edificios repletos de ropa tendida, la imagen más característica de su centro histórico. Pero ten cuidado y no bajes demasiado la vista, pues deberás sortear a más de una moto por el camino.


En las proximidades de esta vía se encuentran algunos de los puntos más importantes ya mencionados como la Catedral, la Basílica de Santa Clara o la curiosa Via San Gregorio Armeno, en la que todos los días del año podrás contemplar los escaparates repletos de originales figuras navideñas destinadas, principalmente, a formar parte del belén.


Callejeando un poco más podrás llegar al conocido como Barrio Español o Quartieri Spagnoli, un entramado de calles en homenaje a la época en la que la ciudad perteneció al imperio español con la Vía Toledo como calle principal y en la que no falta una colorida decoración con llamadas a la atención de los españoles. Precisamente en un rincón de este barrio se sitúa una plaza repleta de murales dedicados al futbolista argentino Diego Armando Maradona, varios años jugador del Nápoles y por el que los napolitanos sienten auténtica devoción.


9 – Nápoles subterránea. A pesar de que nosotros no lo visitamos debido a que viajábamos con nuestra pequeña y la cola era inmensa, si viajas a Nápoles puede resultarte interesante conocer la historia del subsuelo de la ciudad.

Se trata de un entramado de túneles, originariamente construidos en época de los griegos para la extracción de agua, que con el paso del tiempo fueron quedando en el olvido, pero que fueron de gran utilidad como refugio durante la Segunda Guerra Mundial.

Para visitarlo puedes reservar un tour que te lleva a 40 metros de profundidad y que discurre por estrechos túneles, o bien, para los más claustrofóbicos, es posible visitar los restos grecorromanos desde la iglesia San Lorenzo Maggiore, que se encuentran a tan solo dos metros de profundidad.


10 – Castel dell´Ovo. Otro de los castillos de la ciudad, cuya visita te sitúa ante unas impresionantes vistas de la bahía de Nápoles, y que recibe su nombre (en español, Castillo del huevo) de la leyenda de que el poeta Virgilio escondió un huevo mágico en sus cimientos para protegerlo ante las adversidades o catástrofes que pudieran pasar.

Nosotros contemplamos este castillo de otra forma, durante un paseo en barca desde la Rotonda di Via Nazario Sauro que nos costó 5 euros en total, y que nos llevó por sus proximidades.

Castel dell´Ovo


¿Qué ver cerca de Nápoles?

Si bien Nápoles es un lugar muy interesante que visitar, de igual forma lo son algunos de los puntos próximos a la urbe. A continuación compartimos algunos de ellos:

Pompeya y Herculano. Dos impresionantes parques arqueológicos al aire libre, antiguas ciudades víctimas de la erupción del Vesuvio, que sepultó a ambas de cenizas y las sumió en el caos y la destrucción.

Miles de años después, tras las excavaciones realizadas en ambas urbes, los viajeros pueden recorrer las calles por las que sus habitantes caminaban en su día a día y observar de cerca las diferentes casas y estancias como el foro, las tabernas, teatros, tiendas o incluso prostíbulos (el famoso lupanar de Pompeya, que conserva impresionantes y explícitos frescos que ilustran las actividades que se realizaban en él).


Si bien Herculano puede recorrerse en una mañana, recomendamos tomarse Pompeya con un poco más de calma debido a su gran magnitud. Y es que nos encontramos ante una de las ciudades más importantes de su época, que merece un recorrido detallado en el que fijarse en todos y cada uno de sus rincones, sin olvidarse del museo que acoge a los impresionantes y escalofriantes moldes de personas humanas formados por los sedimentos petrificados de las cenizas.


Costa amalfitana. Se trata sin duda de uno de los destinos turísticos más demandados de la costa italiana, y no es para menos, pues su belleza merece mucho la pena.

La costa amalfitana está compuesta por una serie de pueblos que discurren alrededor del mar Tirreno por una serie de estrechas carreteras (ármate de paciencia al conducir) que te llevarán hacia destinos de auténtica postal.

Aunque son muchos los pueblos que puedes visitar -si dispones de tiempo suficiente-, nosotros te recomendamos tres: Amalfi, Positano y Ravello. En lo referente a los primeros, son dos de los más populares y visitados, en los que son fundamentales sus catedrales e iglesias, así como el recorrer sus calles y zona costera.


Por otra parte, con respecto a Ravello, a pesar de tratarse de un pueblo que no está situado junto a la costa, su visita merece la atención de todo viajero no solo por la belleza de sus calles y sus gentes, sino también por las impresionantes vistas desde casi cualquier punto del pueblo. Ravello cuenta, además, con varias villas como la Villa Cimbrone a la que podrás acceder por un precio de 10 euros y desde la que podrás disfrutar de vistas privilegiadas junto a su terraza repleta de estatuas, una estampa mágica para tu recuerdo fotográfico, así como dar un relajante paseo por sus amplios jardines.


Parque nacional del volcán Vesubio. El imponente volcán de 1281 metros de altura forma parte indiscutible de la silueta de Nápoles, por lo que, si te apetece ver un volcán de cerca, esta puede ser una buena opción.

Para llegar al parque nacional puedes contratar una excursión organizada, ir en transporte público o mediante coche de alquiler.

En el caso del coche de alquiler, el trayecto -por la autopista A3- está bien comunicado y, una vez llegues al parque nacional, debes dejar el vehículo en el parking oficial (es recomendable reservarlo con algunos días de antelación para asegurarse la plaza y estar pendientes de la climatología, pues en algunas ocasiones no está permitida la visita). Desde el parking, cuyo precio es de 6 euros, el trayecto es de aproximadamente un kilómetro hasta la cima.

Si te decides por el transporte público debes hacerlo a través de la línea de tren Circumvesuviana hasta las paradas de Pompei Scavi o Ercolano Scavi y, desde ahí, hacer un trasbordo en autobús. Desde ambas estaciones, el tiempo de llegada a la cima del volcán es de 50 minutos (Pompeya) y 35 minutos (Ercolano).


Capri, Ischia y Procida. Se trata de tres islas que pueden visitarse mediante ferry y que pueden ser interesantes si dispones de bastante tiempo en la zona.

Capri es famosa por sus bellas grutas, entre ellas, la famosa Cueva Azul (Grotta Azzurra), cuyo nombre deriva del color azulado intenso de sus aguas, y por el Monte Solaro, que alberga unas de las vistas más espectaculares de la isla.

Ischia, por su parte, cuenta con un interesante castillo aragonés, construido en la roca de un islote y conectado a la isla por un puente, así como baños termales donde relajarse y bonitas playas en las que disfrutar del mar del golfo de Nápoles. Muy próxima a ella se sitúa Procida, una interesante isla que destaca por el colorido de sus pueblos.

¿Ya te has decidido a visitar Nápoles? Si es así, y no quieres arriesgarte a ir por tu cuenta, te dejamos a continuación algunas excursiones o tours organizados que puedes contratar y con los que nos puedes echar una mano.

¡Ciao Napoli!

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *